Partiendo de una cocina clásica europea, sin miedo a huir de lo mediterráneo, con platos generosos, donde nada está estancado y que no concibe la cocina si no es en movimiento.